lunes, 29 de abril de 2013

Mercurita la traviesa hada


   Mercurita la traviesa hada lo componen las obras "Mercurita la aprendiz de hada" y "Mercurita y sus amigas", en un solo libro. Al principio no estaba seguro de que fuera lo correcto, pues eran dos historias distintas. En la primera, la niña "Sania Taimoin" descubre sus poderes mágicos y se esfuerza por aprender la magia. En la segunda, los problemas son otros, y muy distintos, pues lo que hizo en la primera parte no fue del agrado de todos, y se ganó poderosos enemigos. Pero al mismo tiempo, también hizo muy buenas amistades que la ayudaron en lo que pudieron.

   La portada la hice yo, con el "Adobe Illustrator" pero antes hice otra con las imágenes del juego "Los Sims 2", que deseché.


El escenario de fondo es distinto en cada portada. En la primera, sale Mercurita al lado de una ventana con rejas, con la varita echando chispas. De esa ventana hablo en uno de mis primeros artículos en este blog ;) Está situada en la parte exterior de la que fue la vaquería de mi abuelo.
La segunda imagen, que decidí desechar, pertenece al interior de la vaquería de mi abuelo. En esos momentos ya no era vaquería, y se alquiló una parte del inmueble, para un barnizador. Todo el callejón, incluida la vaquería, fue derribado hace varios años. Se pretendían hacer construcciones nuevas, pero vino la crisis del ladrillo, y solo se ha hecho una parte, y no se descarta tener que derribarla de nuevo, debido a la falta de mantenimiento.


Una imagen de Mercurita y sus amigas ¡Pero hay un error! Esa imagen se supone que pertenece a la parte en que son invitadas al palacio del conde de Taiva. Dicha región está en el norte, y ahí hace frío, pese a ser verano. Y sin embargo, ahí tenemos a las niñas, vistiendo con el uniforme de verano, en vez de llevar el de invierno, al cual pertenece la portada. Caí en la cuenta, cuando terminé la edición de imágenes. Pero afortunadamente, soy el autor del libro, así que, añadí que en Taiva el verano era algo caluroso, hasta que caía la tarde. y es a partir de la puesta de sol, cuando hay que ir con ropa de abrigo.


Otra imagen más de las niñas, pero en blanco y negro. Cada una lleva escrita su nombre con fuentes de letras acorde a su personalidad.


Haz click en el icono de Bubok si deseas adquirir el libro en papel o formato electrónico

http://el-hada-mercurita.blogspot.com.es/






jueves, 25 de abril de 2013

Salambó, un libro que yo no debería tener




   Salambó, del escritor francés "Gustave Flaubert", teoricamente, no debería tenerlo en mi estantería. Eso se debe, a que se mezclan sentimientos como el amor, pasión, odio y celos. Semejante temática no puedo decir que sea de mi agrado. Bastante mal lo pasé, de pequeño cuando los reyes magos me regalaron los "Cuentos", de Oscar Wilde, que me hicieron llorar frecuentemente; pues el autor reflejaba como nadie, en relatos como "La rata de agua, el príncipe felíz o la historia del estudiante enamorado", como la vida es cruel, y la gente es de lo más desagradecida y mezquina. Con eso tuve bastante, y desde entonces evito leer libros de temática parecida.


   Salambó está ambientada en un suceso real de la antigüedad; la guerra de los mercenarios. Y eso es lo que me interesa. Para entender la historia hay que remontarse a la larga primera guerra púnica, que duró más de veinte años. La perdieron los cartagineses, que eran aficionados a crear grandes ejércitos de mercenarios. Estos pidieron lo que se les debía. Pero las autoridades pensaron que esos hombres tenían prisa para ir a sus casas con sus seres queridos, y les pagaron mucho menos de lo que se acordó. Los furiosos mercenarios se amotinaron. Hubo negociaciones. El general Amilcar Barca se comprometió a pagarles de su propio bolsillo, si desistían de su actitud.

   Los mercenarios estaban formados por guerreros de diversas nacionalidas; griegos, celtas, iberos y norteafricanos (libios y argelinos).

   Amilcar era hombre de palabra. Muchos mercenarios habían luchado con él, y sabían que la cumpliría. La proposición sentó bien a una parte de los mercenarios. A los norteafricanos, que eran el 50 % de las fuerzas, no. Ellos, en su mayoría, más que mercenarios eran rehenes de tribus leales a Cartago, o esclavos reclutados a la fuerza, pero con derecho a paga. Más que cobrar, lo que les interesaba era destruír Cartago, pues temían, y con razón, que tras la guerra, los cartagineses los saquearan, y así compensar los gastos de la contienda. Por ello, apelaron al compañerismo de los mercenarios de las otras nacionalidades para que les apoyaran en su lucha. Incluso propusieron matar, cruelmente, a los mensajeros como prueba de que no se iban a echar atrás. Entre ellos estaba un militar llamado "Giscón", gran amigo de Amilcar. 

   Hubo disputas entre ellos. Unos solo querían cobrar lo que se les debía, y marcharse, incluso les parecía indigno matar a los mensajeros. Los norteafricanos se salieron con la suya, matarón a Giscón, a los mensajeros, y a los mercenarios que no los apoyaban abiertamente. Informaron a Amilcar de lo que habían decidido, e incluso dijeron que darían el mismo trato al que cayera prisionero. Este replicó con la misma moneda. La guerra de los mercenarios acababa de comenzar. Duró tres años, y fue dura y muy sangrienta.

   El libro narra la obsesión lujuriosa de "Matho" uno de los cabecillas mercenarios, con una hija de Amilcar (Salambó). Gustave Falubert se inspiró entre otras fuentes, del historiador griego, "Polibio". Y se esmeró mucho en crear el entorno del siglo tercero antes de Cristo. Hago saber que en Cartago, nombres como "Amilcar, Asdrúbal, Giscón, Aníbal...." eran de uso muy común, como podrían ser; Pedro, Juán o José; por lo que no es difícil confundirse. Tampoco existían los apellidos, a menos que el personaje fuera muy popular. Ese es el caso de Amilcar, apedillado "Barca" (Rayo) por su audacia guerrera. El libro lo encontré baratito en un mercadillo, y lo compré hace algunos años.        

lunes, 15 de abril de 2013

El viejo radiocasete




   Cuando a principios de 1.983 se me averió el walkman, decidí ahorrar para comprar el radiocassete en junio, que era mi cumpleaños. Estaba en la mili, y tuve que estar muchas veces sin salir para ahorrar lo más posible. Y cuando salía, intentaba gastar poco, para la irritación de mis amigos, que en solidaridad conmigo se veían también obligados a ahorrar. Por fin, me lo pude comprar en el plazo previsto, pero ma faltó dinero. Menos mal, que mi padre me dió lo que faltaba.

   Siete años después lo sustituí por uno Sony de doble cassete, con cable para cd.

   Luego, estuvo durante un tiempo en el campo alegrando el ambiente a mi hermana y su familia, hasta que compraron su propio equipo musical, y me lo mandaron de vuelta.

   Durante los últimos años que estuvimos en la droguería-mercería, lo llevamos allí. Con su cierre, compartirá el destino de los trastos que aún quedan y no pudimos vender.

   Es una pena que un objeto que tantos sacrificios me costó, acabe en la basura y el olvido, pero mi casa es pequeña y la  nostalgia ocupa sitio.

domingo, 14 de abril de 2013

Mercurita y sus amigas (Libro)



Mercurita y sus amigas. Portada original para el libro de 15x21 centímetros.

   Este es el segundo libro de la serie "El hada Mercurita". 
   Al poco de comenzar el curso, la pequeña hada recibe una severa advertencia: Una persona importante quiere que sea expulsada de la escuela de hadas a la más mínima excusa. Parece que el motivo es la ayuda prestada el verano anterior a una escuela de hadas de otro reino. Los rumores señalan a la reina de Lamokia, "Denka III". La vieja soberana tiene una mentalidad muy cerrada, y ha visto con malos ojos la buena acción de Mercurita. Algunas alumnas mayores intentan ganarse los favores de la reina, provocando al hada. Para colmo, la profesora que le ha tocado ese curso, parece estar loca, y no tarda en llevarse mal con ella. Por suerte, también conoce a unas alumnas nuevas, que le serán de mucha ayuda. Pero la hadita deberá actuar con mucha tacto, si no quiere ver anulados sus títulos, y con el equipaje en la puera de lla escuela

   Esta historia pensé ponerla en el libro primero "Mercurita la aprendiz de hada", pero pensé que sería un texto demasiado largo, y por ello preferí separarlos. Más tarde, escribiría "Mercurita la traviesa hada", que contiene ambas partes en un solo libro.

   Al igual que en la parte anterior, los gráficos son fotos, y las caras de los personajes, de los Sims 2. Pero no volveré a optar por esta opción, por si hubieran problemas. Si eso sucediera, puedo optar por otra portada. La contraportada, sí fue hecha por mí. Muestra a la reina Denka, mirando una bola de cristal, y espiando a Mercurita y a sus nuevas amigas. Poly; una dulce rubita intuitiva, que recibe presagios de vez en cuando. Anasti, una juguetona e ingenua pelirroja, y Cleo, otra rubia como Poly, pero que recibió una educación algo rigurosa por parte de su padre, y también su afición a la geografía y cultura.  


Mercurita y sus amigas. Imagen de la versión en papel del libro 6x9 pulgadas de Createspace. El fondo es un balcón del Ayuntamiento de S. Fernando (Cádiz), el mismo que en la portada original, pero sacada con una cámara fotográfica, mejor.


Portada hecha con Illustrator.

La reina Denka, hecha con Illustrator. Forma parte de la contraportada de la versión 6x9 pulgadas.


Un experimento: Las imágenes de las niñas, hechas con "Los Sims 2" en un fondo hecho con el Illustrator.


Esta es la portada de un relato introductorio, que hice para que los lectores conocieran el entorno de Mercurita. 


Ya, puestos a experimentar, puse la imagen de las niñas hechas con el Illustrator, con el fondo del Ayuntamiento de San Fernando (Cádiz).

En esta ocasión no he colgado aún, ningún video de presentación. Soy muy mal compositor. Tengo que inspirarme ;)


Haz click en el icono de Bubok si deseas adquirir el libro en papel o en formato electrónico.

http://el-hada-mercurita.blogspot.com.es/





Mercurita la aprendiz de hada (libro de ficción y fantasía




Finalmente, me decidí por esta portada. (Año 2.015)


   Portada original del libro para su versión 15x21.


   Una niña que vive en un entorno medieval descubre que tiene facultades mágicas. Cuando es consciente de ello, se llena de entusiasmo y decide estudiar para ser un hada y ayudar a los demás. Pero las cosas no van a ser tan fáciles como ella cree, ya que la envidia de sus compañeras y seres cercanos serán un fuerte obstáculo a superar, además de los estudios en sí. Afortunadamente, ella crece ante las dificultades, y esa será su mayor ventaja.

   Todo empieza un día cuando su madre, Línan, que trabaja de sirvienta en una casa, se lleva a su hija, Sania, a vivir allí con ella. Los dueños son una familia de la baja nobleza de costumbres extrañas, sobre todo, la señora. Esta no sabe qué hacer con su hija mayor, Florenia, y se le ocurre que podría estudiar para ser un hada, para que al menos sus estudios le sirvan para ganar popularidad suficiente para encontrar un buen marido.

   Entonces, contacta con un mago llamado "Fausto" para evaluar las habilidades mágicas de su hija. Pero por desgracia, los resultados, son decepcionantes.

   Mientras el mago medita con pocas esperanzas si debe darle una segunda oportunidad o no, la pequeña hija de la sirvienta anima a la triste Florenia, a intentar superar de nuevo la prueba.

   El mago las observa, discretamente, y ve que la pequeña Sania tiene excelentes habilidades mágicas.  

   El libro fue inicialmente titulado "los mundos de Kampelina" y trataba de una niña, que junto a su primo y una amiga, se trasladan a un fantástico mundo medieval. En el momento más apurado, aparece el hada Mercurita, y los salva.

   Desde ese momento, ya no me puedo quitar de encima a la hadita. Así que, decidí dejar el libro sobre Kampelina para mejor ocasión, y ocuparme de Mercurita. Eso sucedió, a principios del 2.009. Lo recuerdo, porque dicho relato tuvo el honor de ser el primero que escribí, en mi recién comprado, ordenador portátil.

  Imagen creada con Illustrator.

   La portada es una combinación de fotos editadas, con los gráficos del juego "Los Sims 2", ya que en aquellas fechas, no era muy diestro creando personajes. Por fortuna, en el año 2.011 hice un cursillo de diseño gráfico, y eso me valió para crear personajes por mi mismo, aunque evidentemente, no tienen la misma calidad que las capturas del videojuego. En el 2.009 les mandé un email, pidiéndoles autorización para ello, pero no me contestaron. No os extrañe que cambie la portada, en el caso de tener problemas de derechos de autor. Lo cual sería algo extraño, ya que el videojuego te permite personalizar los personajes a tu gusto. 
                                                   
Portada para la versión en libro de Createspace de 6x9 pulgadas. No me admitieron la original, porque el brillo del sol en las ramas de los árboles  daban una sensación de rotura en la impresión.

¿Libro para mayores o para todos los públicos? No sabría decirlo, porque eso es muy relativo. Los principales protagonistas son los niños, pero el ambiente es más bien hostil, como sucede en las historias donde hay "buenos" y "malos". 


Este que veis aquí, es un libro titulado "Mercurita la aprendiz de hada: El enigma del hechicero de Bu", de Rafael Escobar contreras. Por algún error, en Amazon mezclaron los títulos de ambos libros, y lo añadieron al de Rafael. Nada que ver conmigo. Le mandé un email a su cuenta de Bubok, informándole del problema, pero por lo que veo no lo ha solucionado. A mi, en estos momentos, no me molesta.

                                        

Video de presentación


Si te interesa el libro en versión papel o documento electrónico, haz click en el enlace