jueves, 6 de febrero de 2014

Cuando hay que parar, hay que parar


   Creo que a estas alturas, la mayoría de los que me leéis, ya sabéis de mi anhelo por promocionar las cosas que escribo. Unas veces lo hago mediante los blogs, y otras por Facebook. Es de este medio del que quería hablar. Llevo conectado a él, desde el año 2.010, más o menos. Pero no lo he usado, adecuadamente, hasta que me dio por informarme mejor, e hice una página para promocionarme.


Mark Elliot Zuckerberg, fundador de Facebook

   Hace poco que fue el 10º aniversario de la fundación de Facebook. Yo lo celebré, bloqueado. Apenas tuve problemas desde el 2.010, y ahora los estoy teniendo, todos seguidos ¿La causa? Agregarme a demasiados contactos extraños. 

   Eso me sonaba absurdo. Promocionarme solo a gente de mi alrededor, era algo impensable. Así no vamos a ninguna parte. Para eso, me pongo a pegar cartelitos en mi barrio y en el pueblo de al lado, y me olvido de Facebook.

   Pero no hay que olvidar el entorno y la forma de ver las relaciones humanas de su fundador, Marck Elliot Zuckberger. Facebook es su obra, y la hizo a imagen y semejanza de su forma de ver la vida.

   Yo, que en mi interior consideraba exagerado el bloqueo por una semana, me olvidé de la restricción, y por volver a intentarlo, me bloqueó de nuevo, y luego, otra vez, por lo mismo. 

   También tuve cierta confusión con usuarios que dijeron haberse conectado a mi página, pero que a mí no me llegan como conectados. Les he vuelto a mandar la petición, por si hubiera sido algún error. Pero estoy empezando a ver que las adhesiones hechas mediante el móvil, no me llegan. Debido, tal vez, al bloqueo. 

   Dadas las circunstancias, lo mejor que puedo hacer es dejar de agregarme a más gente (o más bien, intentarlo), no vaya a ser que  Zuckberger piense que estoy reclutando un ejército para adueñarme del mundo, y me anule la cuenta. Tal vez sea mejor que me ponga a corregir los relatos que tengo pendientes, y aprender a manejar el Blender, pues hay alguna que otra cosilla que quiero hacer con dicho programa, y ponerlas como imagen de presentación de alguna de mis obras. Calculo que a principios de marzo (si no me bloquean de nuevo), podré acceder un poco más tranquilo a mi Facebook. Ahora mismo estoy como si fuera en un coche con las ruedas pinchadas. Si no quiero que acabe en el desguace, será mejor que espere.

   Por cierto, si alguien quiere acceder a mi Facebook de promoción de mis obras, le informo que es aquí :)



Si además, le da a "me gusta" me haría un gran favor.

Saludos.