lunes, 14 de octubre de 2013

De vuelta con el Illustrator

   Finalmente, me he decidido a coger de nuevo el programa Illustrator, y volver a participar en los concursos de logos, y derivados. Especialmente, en en la web que se denomina "99 Designs", que por lo que veo, es la que más visitas recibe. Fue Jose, nuestro profesor del curso de diseño gráfico, el que nos la mostró. Es de Indonesia. Al parecer, antes se llamaba de otra manera. Pero al mostrársela a un conocido, este dijo algo parecido a esta: "El noventa y nueve por ciento de los participantes, más que a ganar, va a aprender". Parece que el comentario gustó al responsable de la web, y la denominó con su nombre actual.

   Antes solo estaba en inglés, y nuestro ingenioso profe, nos pedía que pusiéramos el Google Chrome xomo navegador predeterminado, para poder traducir el contenuido. Eso fue en 2.011. Ahora, ya te lo traduce al español, y a otros idiomas más. Incluso te avisa cuando hay concursos en tu idioma.

   La imagen de la portada, pertenece a uno de esos concursos en los que participé. Tenía que hacer un logo para una camiseta para una asociación de defensa de los animales. Hace un par de semanas de eso. Curiosamente, fue el logo que menos me duró en lo que llevo de concursos. Lo colgué en la web, a eso de las cuatro de la tarde, y antes de las cuatro y diez, ya me lo había borrado. 

   A veces te tienen mucho tiempo esperando saber el resultado. Otras, no te descalifican, pero tampoco te puntúan, hay veces que el organizador del concurso te premia con una estrellita por intentarlo, pero resulta irónico que un paisano me eliminara la imagen tan pronto. Bien podría haberse echado una siestecita, antes de puntuarme. 
    
   Esto no deja de ser una anécdota. Todo el que haya participado en concursos de esos, sabe que le esperan muchos desengaños y rabietas. A veces, el patrocinador no sabe bien lo que quiere, y cambia las bases del concurso. Otras, parecía que el ganador ibas a ser tú, y en el momento más inoportuno, se presenta otro con un diseño mejor ¿Para qué contar, al ver a ganadores, cuya calidad es inferior a la de tus obras? Aún recuerdo el logo que un pastor, creo que protestante, pidió para una asociación infantil de su parroquia. Le mandaron auténticas maravillas, incluída una muy envidiable vidirera, que rechazó de plano, para aceptar como ganador a un logo que tenía un dibujo que parecía sacado de un tebeo ¡Hay que leerse detenidamente las bases, y saber lo que quiere el patrocinador.

   Bueno, pues a seguir intentándolo.


13 comentarios:

  1. No hay que desanimarse. Dicen que lo importante es participar, aunque también es verdad que te jo.. cuando ves una decisión injusta. ¡¡¡ A seguir!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Císimo. Igual no me explico bien, pero no hablo de injusticias, sino de mala suerte.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  2. Por propia experiencia, no te recomiendo ningún concurso que no conozcas bien sus bases y su histórica solvencia de seriedad y calidad. Suelen aprovecharse de lo que les envías en su propio beneficio para comercializarlo por su cuenta y sin tu consentimiento ni darte nada a cambio, ya que les has cedido el derecho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el consejo, Carlos. La verdad es que a veces, es para echarse atrás. Saludos.

      Eliminar
  3. No desanimes. Personalmente creo que cada día que pasa, me creo menos esto de Internet y su lo que sea...
    No obstante, el mejor concurso es aquel donde nunca participas. tampoco creo en los resultados, pues parece ser que hay muchas más cosas detrás... además que siempre sales escaldado. ¡Si yo te contara en concursos de fotografía...!
    Creo que es mejor que alguien te premie por algo donde tú "no te has metido"...

    Un cordialísimo, y naturaro saludo especial (esta vez para animarte...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También participé en unos cuantos concursos de fotografía. Esos eran peores, pero admito que con la cámara que tenía, y lo poco profesional que era....No obstante, me ponía un poco de mal humor una participante que tenía a una amiga modelo. Si el concurso era de música, la fotografiaba semi desnuda, con unas notas musicales pintadas en la barriga. Y como la gente es como es, no pocas veces ganaba ella, o conseguía buena puntuación puntuación. Menos mal que eran concursos sin importancia, entre los propios forerors.

      Gracias por tu visita, Rafel.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  4. En todo lo que uno hace en serio a rabietas y desengaños, Antonio, así que esa parte podríamos desestimarla. A mí el diseño me encantó, pero no sé lo que dirían mis amigos si vistiera esa camiseta.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero a veces el orgullo tiene mucha culpa de nuestros fracasos. En esos concursos, tres compañeros de clase ganaron algún premio, y pensé que yo también podría ganar alguno. Hay un dicho que reza: "Si este puede hacerlo, yo también puedo". Pero es totalmente falso.

      Un fuerte abrazo, Humberto.

      Eliminar
  5. Lo unico que no tienes que hacer es desanimarte, injusticias siempre las habra en la vida, lo unico que tienes que hacer es participar y aprender. Siempre se saca algo positivo de las cosas
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, Marian. Pero la cabezonería nos bloquea a menudo.

      Besitos,

      Eliminar
  6. Como bien dices, contentar es difícil. Los concursos son un aluvión de participantes e ideas, y no siempre aquello que a unos les parece impecable les sirve a otros.
    En esto, como en tantas cosas, la insistencia, el reciclaje y la moral alta son las constantes que mantienen la ilusión en alza.

    A veces, en ese ir y venir de ideas, surge la IDEA. A por ella, pues.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, sí. Yo temo a los organizadores que quieren cosas modestas. Cuando los participantes se arriesgan a mostrarles algo más bonito de lo que piden, no tardan en cambiar de opinión, y es cuando la lían parda. Nos vuelven locos a todos, se vuelven indecisos, y con frecuencia anulan el concurso, y vuelta a empezar. Temo mucho a los organizadores novatos.

      Saludos.

      Eliminar

Expresa tu opinión, libremente, y sin miedo a robarle protagonismo al administrador de este blog ;) pero hazlo con respeto.