martes, 6 de diciembre de 2016

Ocho relatos para pasar un atardecer entretenido

                     OCHO RELATOS PARA PASAR UN ATARDECER ENTRETENIDO                  
 



El autor presenta en este libro ocho relatos de ficción de diverso tipo. Cualquier hora del día es buena para la lectura, pero el atardecer es la antesala de la noche, y por lo tanto, una buena ocasión para que la ficción y la fantasía fluyan con más libertad sobre tu mente.

Algunos no están recomendados para los menores de edad.



1—Día del baño-> Esta es la obra más conocida del autor. Refleja los apuros de un travieso perrito para evitar un baño con agua fría.
2—La cuarta orden-> Con esta participé, quedando en 10ª lugar, en un concurso en la web de literatura, Bubok. En un Marte arruinado por la guerra, un guardían debe decidir sobre el cumplimiento de una terrible orden.
3—El drakar-> En pleno siglo veintiuno, un borracho dice haber visto a un siniestro barco vikingo, rondando por el muelle de la ciudad. Pero nadie le cree.
4—Ei hombre encerrado-> Un hombre grosero se ha quedado encerrado en su coche. Cuando explica el motivo a la gente que pasa a su lado, nadie la hace caso.
5—El banquete de los orcos-> Este fue el primer relato que escribió el autor en el caluroso mes de junio del año 2.004. Un jefe orco quiere impresionar a los subjefes de las tribus, tan aficionados a rebelarse, a participar de un sangriento festín canibal y ha propuesto a un panadero que se haga cargo del banquete. Pero preguntando a sus proveedores, se da cuenta de que apenas quedan humanos en sus dominios, y el jefe no quiere extinguirlos. Cuando más apurado está, se cruza con un mago ¿Podrá ayudarlo en su búsqueda?
6—Las dos tribus-> Este relato es complementario de "el banquete de los orcos". Dos tribus orcas, vecinas, se llevan muy mal, y cada cierto tiempo, reúnen a sus huestes y se pelean. El gran jefe quiere que sus frecuentes disputas se terminen.
7—Unidad 14-> Una expedición terrestre es enviada a Marte. Los robots les ayudan en su labor. Uno de ellos, la unidad 14 es algo distinta a los demás.
8—Por algo será-> ¿Has visto esa bolsa, que está cerca del contenedor de basuras, y se ha quedado fuera, por estar lleno? Antes de tocarla, deberías pensar porqué la han tirado. Algún motivo habrá ¿No?

 ***********************

Si te interesa, puedes adquirirlos en el enlace de abajo en tres formatos; Pdf, Mobi y Epub




martes, 22 de noviembre de 2016

El lord protector y el barón



En los primeros capítulos de "Mercurita la aprendiz de hada", hay una escena que añadí de un hecho histórico real, de mediados del sglo XVII. Pero empecemos desde el principio.
En la bajo medieval Neuria, la región de Tierra Yrena en la que nació Mercurita, hubo una invasión en el año 2.159. La protagonizaron unos jinetes nómadas, a los que llamaban "loitinos" que recordarían en mucho a los indios del Oeste americano. Uno de esos jinetes se enamoró de una mujer llamada "Línan". Ella pareció corresponderse con él. El joven guerrero no hablaba bien el "daiko", que era el idioma de la región de Neuria, pero sus intenciones parecían claras; casarse con ella.
A Línan le parecía demasiado bonito, pero había cosas que ignoraba de los loitinos. Eran muchas tribus que estaban dispersas por las zonas más desérticas y calurosas de Tierra Yrena. Una vieja prostituta muy veterana, que había tenido clientes de todas partes, le quitó sus dudas, y también la ilusión ¿No sabía que los loitinos, con frecuencia, tienen varias esposas? Su prometido tiene tres, pues ese es el número de aros que lleva en cada oreja. Igualmente, son muy machistas e intolerantes; no todos, por fortuna, pero abundan. Igualmente, si llegara a casarse con él, ni se le ocurra pensar que sr quedará en Neuria. Los loitinos se dedican al saqueo, sobre todo, por el suroeste.
Valiosa información, pero ¡Qué lástima no haberla sabido antes! Línan cree estar embarazada. Han pasado varios meses y el guerrero ya ha aprendido un poco el daiko. Línan lo mira, furiosa. El responde, afirmativamente, a las preguntas que a ella le disgustaría conocer. En efecto, tiene tres esposas y no está dispuesto a abandonarlas por ella. Será una más. Tampoco se quedará en Neuria. Línan le habla del emabarazo. El está dispuesto a amntener a su futuro hijo; sus esposas no tendrán problemas en cuidarlo. Línan se niega. No quiere volver a verlo, más. El guerrero le pide, que le permita ver a su hijo cuando nazca. Ella, accede.
No es un hijo, sino una hija. Le pide que la llame "Sania". Línan, accede. La madre de ella, está escandalizada. Debió de abortar. Pocos días después de conocer a su hija, la tribu se va. Ya tiene suficiente botín, y se han recuperado de las heridas. El jefe da por imposible la conquista de las ciudades fortificadas que se le resisten. Ha sufrido muchas bajas y decide levantar el sitio.
¿Qué ha pasado con el barón, Amaxo, señor legítimo de Neuria? Simplemente, se precipitó cuando quiso frenar el ataque loitino. Esos endiablados jinetes levantaron nubes de polvo, confundiendo a sus hombres de armas, a los que espantó con una lluvia de flechas. Amaxo pudo escapar, junto a unos fieles jinetes, y deambula por el norte y este de Tierra Yrena, pidiendo ayuda militar y monetaria para liberar sus tierras. Pero consigue reclutar a pocos mercenarios. La mayoría de ellos prefiere luchar en las filas imperiales o en las rebeldes al imperio, que pagan mejor.
Tras la marcha de los loitinos, llega una banda de forajidos, capitaneada por "Teriko de Hadria". Son solo cuatrocientos hombres, a los que se suman muchos ciudadanos oportunistas. La gente cree que los han enviado los loitinos, pero no es así. El astuto Teriko se aprovecha de la confusión para apoderarse de esas tierras, casi sin lanzar una flecha.
El barón Amaxo reside en le vecina Varana, cuyo conde lo acoge, pero no le entrega la ayuda militar que necesita. Los mercaderes suplican que libere a Neuria de una vez. Los hombres de Teriko les roban la mercancía, pese al compromiso de su jefe, de no hacerlo.
El conde de Varana, mejor observador que el anciano barón, saca sus conclusiones, basándose en los informes que le dan, tanto los enojados mercaderes, como sus espías:
Teriko es un vulgar bandido. No tiene talla de gobernante, ni se esfuerza por serlo. Es un vividor que se emborracha, con frecuencia, acumula tesoros, y con frecuencia protagoniza lamentables espectáculos en las calles, cuando se emborracha.
El tiempo pasa. Teriko lleva cuatro años, como amo y señor de Neuria. Se confirma que le importan un comino los problemas de los habitantes. Un día, una mala noticia llega a oídos del conde. Se rumorea que uno de los subordinados del bandido, un tal "Kastero", quiere destituirlo y ocupar su lugar. Eso alerta al conde. Un gobernante organizado da muchos más problemas que otro, vicioso y borracho. Por ese motivo, se decide a ayudar al barón y le cede a mil quinientos guerreros de su guardia, que junto a los reclutados por Amaxo, suman poco menos de cinco mil. Han cobrado la paga de cinco meses y tienen la moral muy alta. Lo único que le pide es que para compensarle, le mande a todos los prisioneros que pueda, para mandarlos a trabajar en las minas.
El barón ha comprendido la indirecta. Tiene cinco meses para reconquistar sus dominios. Está lleno de espanto. Cree que sus tropas no serán suficientes. También le duele la hipocresía del conde. Cuando le pidió ayuda, le dio largas. Se la ha concedido ahora, solo porque teme que el siguiente gobernante sea un ambicioso que lo pueda poner en aprietos.
Le han aconsejado al barón que ejerza su ataque principal a las llanuras de Imeka. El cuartel general de Kastero está próximo. Se espera que su sentido de la responsabilidad le obligue a presentar batalla. Eso hace. Amaxo se horroriza ante la multitud enemiga que avanza hacia él. Inquieto, observa a sus capitanes, que no parecen asustados, en absoluto. Erko Sagán, un general del conde, le pide autorización a Amaxo, para dirigir el ataque. Este, que no tiene mucha experiencia militar, se la concede.
Entonces ¡Sorpresa! Los soldados que Amaxo consideraba poco fiables, avanzan hacia el enemigo. Las distancias se acortan y el sorprendido barón puede ver que al menos la mitad de los hombres de Kastero son campesinos con herramientas de labranza. No pocos han optado por la retirada. Erko ordena a la caballería avanzar. Los jinetes de Kastero salen a su encuentro. Son más numerosos. Ambas caballerías son distintas. La de Kastero son jinetes con arcos, y la del barón son caballeros con armadura.
Los apuros de los novatos jinetes para disparar flechas a caballo hacen reír a las huestes del barón ¡Bastante trabajo tienen con no caerse al suelo! Algo parecido ocurre con los campesinos que huyen. A Kastero le hubiese gustado tener un ejército mucho más profesional. Pero no es él, el que manda, sino el vividor de su jefe. La pésima organización de su ejército es culpa suya. En vez de reclutar a mercenarios loitinos, ordenó un reclutamiento forzoso, obligando a los nuevos reclutas a luchar como los otros. Pero si bien los loitinos son unos profesionales que practican el manejo del arco, desde su nacimiento, no puede decirse lo mismo de los otros, que apenas llevan unos meses.
La derrota para Kastero es más que evidente. Rodeados por infantería y caballería enemiga, los que no han tenido tiempo de huir, sucumben en su mayor parte. El general ha recibido unas órdenes específicas del conde, que cumplirá, aunque Amaxo le diga lo contrario. En cuanto Kastero es capturado, lo tiran al suelo, sin dejarle siquiera hablar, y es atravesado por multitudes de lanzas y espadas.
Para alivio del militar, el barón Amaxo parece estar de acuerdo. No le gusta negociar con traidores como Kastero. Es mejor que fallezca.
Ese golpe demoledor precipita la caída de Teriko, que apenas tiene tiempo de escapar con unos cuantos partidarios. El barón habría sido magnánimo con él, ya que apenas le ha hecho sombra. Lo único que se reprocha a sí mismo, es haber esparado tanto tiempo para recuperar sus dominios.
Los testigos juran que cuando el barón derrotó a Kastero, dijo con voz enojada:
"¿He esperado cinco años para derrotar a esta chusma numerosa y cobarde, con poco más de cinco mil hombres?"
Llega el día del desfile triunfal. Amaxo se prepara, moralmente, para escuchar silbidos y abucheos. Pero resulta todo lo contrario. Los ciudadanos lo reciben con júbilo. El barón está serio. Sabe que a Teriko lo recibieron de igual manera, lo mismo que al líder loitino, Windalpa ¿Qué clase se súbditos son esos?
Esto último es lo que copié de la anécdota real. Está basada en un desfile que protagonizó, Oliver Cromwell, el vencedor del bando parlamentario de la guerra civil inglesa. La gente lo aplaudía y vitoreaba. Al verlo tan frío, uno de sus subordinados, amigo suyo, se le acercó, y le dijo en voz baja:
-Oliver....La gente os aclama y aplaude como a un héroe.
A lo que el aludido respondió, sin cambiar su actitud:
-Los mismos que habrían aplaudido al verdugo, si hubiésemos sido derrotados, y me hubiese cortado la cabeza en el patíbulo.

martes, 15 de noviembre de 2016

Frases célebres de la gente de mi entorno: La ruptura



Ese día, su novia tenía que trabajar por la tarde y no podía salir con él, pero le sugirió que acompañara a dar una vuelta a su prima. El, aceptó. Apenas llevaban un rato paseando, cuando la abrazó, con intención de besarla. Ella se apartó, y protestando se fue a su casa. Naturalmente, se lo dijo a su prima. Ella se apresuró a romper la relación con su novio. Me pareció algo injusto. Total, no llegó a tocarla. Pero ella no se lo perdonó. No puede decirse que le hubiese sido infiel; después de todo, solo le puso medio cuerno.

(Un conocido mío, describiendo de forma diplomática la ruptura de un amigo en comúm con su novia).

lunes, 8 de agosto de 2016

Mis aficiones históricas


       Si no hubiera sentido la llamada de la literatura, es muy probable que hubiese abierto un blog con contenido histórico, sobre todo, de la historia antigua. Hace varios años, cuando en el cine estrenaron "Alatriste", me pasé una tarde, tomando nota sobre la guerra que tuvo España contra los Países Bajos y sus motivos. Puede que un día de estos lo ponga. 

       Y como a todo aficionado a la historia, me llama mucho la atención la civilización romana. Esa ciudad estaba rodeada de enemigos y se las apañó, no solo para sobrevivir, sino también para crear un fastuoso imperio. 

       En Grecia y Oriente las guerras consistían en unos cuantos enfrentamientos, y el que perdía, evacuaba las ciudades conquistadas y pagaba una indemnización al vencedor, e incluso le cedía alguna de sus ciudades.

       Los romanos no tenían muchas habilidades. Aprendían, a base de derrotas y disgustos. Eso se les daba, bastante bien. Con el tiempo, las condiciones de paz de Roma se endurecieron. Si eran derrotados, no se daban por vencidos. Si no ganaban esa vez, ya lo harían a la siguiente. Y si el enemigo tenía un arma destacable, no tardaban en imitarla. Si sus enemigos pedían la paz, Roma se la concedía, pero a cambio de un desarme casi generalizado y el hundimiento de la flota enemiga, excepto unos cuantos barcos para el comercio. No pocas veces exigía la entrega de algún militar enemigo que les hubiera infligido alguna derrota.

       En la imagen, creo que de Peter Connolly, tenemos una escena de la derrota romana en las "Horcas Caudinas", ocurrida en el año 321 antes de Cristo, a manos de sus vecinos, los samnitas ¿Cómo se les ocurrió preguntar a los primeros mercaderes que vieron, dónde estaba el ejército enemigo? Esos mercaderes no eran tales, sino unos espías enemigos que les señalaron el camino hacia unos desfiladeros muy traidores, donde los samnitas no tardaron en acorralarlos. 

       El jefe samnita estaba incómodo ¿Qué hacer con los romanos? Por ese motivo, consultó con su anciano padre. Este le dio dos opciones; matarlos a todos, o dejarlos en libertad, tras quitarles las armas. Si optaba por el segundo consejo, obtendría la ventaja de que en caso de un segundo enfrentamiento, los romanos también los tratarían con respeto, en caso de derrotarlos.
       Se optó por dejarlos libres, pero humillados, obligándolos a "pasar por debajos del yugo" o agachar la cabeza, por debajo de una barra de madera, puesta en horizontal.

       Los hombres con armadura son los samnitas. Los romanos aparecen despojados de ella, aguardando en fila, su turno para humillarse, antes de ser puestos en libertad. En aquella época Roma aún no usaba sus brillantes "loricas segmentatas" que tanto se ven en las pelis. Para eso hay que esperar al reinado de Augusto. El que tenía dinero, tenía armas y armadura, y cuanto más elegante era, más dinero costaba, por lo que, indudablemente, eran los nobles los mejor equipados. No había mucha diferencia entre las que usaban romanos y samnitas. Lo común en el siglo IV antes de Cristo era una placa de bronce pectoral como protección.      

       Otra duda que tengo es el colorido de la ropa. Parece que la vestimenta más común tenía un color blanco sucio, como la lana. En alguna parte leí que el color rojo era difícil de fabricar, y solo los nobles lo vestían. Pero también he leído que el color azul no existía en muchos lugares, debido a gran ausencia en la naturaleza. No menos curioso resulta que el color blanco limpio resultara casi prohibitivo, y que uno de los pocos que lo usaba era el soberano persa, o "gran rey", como lo llamaban :)








miércoles, 3 de agosto de 2016

Los dos empresarios



       Esta historia corta, supuestamente real...o no, la escuché en la radio, un aburrido día de los años 90. Decía, más o menos, así:
      
       Erase una vez dos empresarios de informática, rivales, que se odiaban entre sí. Cada uno hablaba mal del otro en los medios de comunicación. Una vez tuvieron la mala suerte de coincidir en un pub. Nada más verse, se tiraron objetos a su alcance, para, de inmediato, proceder a la agresión física. los encargados de la seguridad tuvieron que separarlos.

       El tiempo pasó. Uno de esos empresarios falleció por causa de una enfermedad. Los familiares y medios de comunicación fueron al entierro. El cementerio estaba repleto de gente. Uno de los periodistas reparó en una persona solitaria y sombría, que lo presenciaba todo desde un rincón. El reportero lo reconoció, de inmediato. Era el empresario rival. Se acercó a él, y le habló:

       -A pesar de sus diferencias, parece que a usted no le caía tan mal ¿No es así?

       El aludido respondió con frialdad.

       -No es eso. He venido para asegurarme de que está bien muerto y enterrado.    

                                            -----------------------

       Como digo, la historia podría ser verdad o ficción, pero en el segundo caso muy bien podría estar inspirada en la rivalidad entre sir Clive Sinclair, creador del ordenador "Spectrum" y Chris Curry, uno de sus empleados que se separó de su empresa, y creó otra, haciéndole la competencia.

martes, 12 de julio de 2016

Ya llegaron los libros



Hoy llegaron los libros de mis obras, que pedí a la filial de Amazon "Createspace", el dos de julio, hace diez días. Sin embargo, tras el pedido me llegó un mensaje, diciendo que la fecha de llegada era el 22 de agosto. Pero este mediodía me llamaron de Seur. diciendo que había un paquete para mi. Entonces me acordé, que cuando el pedido es numeroso, te dan facilidades en el envío. Les pedí siete Aquí los tengo, esperando ser revisados para posar y ser promocionados, junto con los cuatro que pedí en 2.011, cuyas portadas acabé desechando.

Son: Las aventuras de Star Gordo, un universo de Esperanzas. A su lado, Ochi relatos para pasar un atardecer entretenido. Abajo, la serie "el hada Mercurita", de izquierda a derecha. Mercurita la traviesa hada, Mercurita la aprendiz de hada, Mercurita y sus amigas, Mercurita y los compañeros decepcionante, y Mercurita en los bosques espesos.

lunes, 27 de junio de 2016

Decepción por la corrupción



Solo cuando una cosa te afecta, en persona, es cuando realmente reaccionas ¿Y eso por qué no es así, en países como Inglaterra, Estados Unidos o los países nórdicos? Pues por la sencilla razón de que tienen un concepto muy alto de que son una comunidad y les afecta todo lo relacionado con ellos. Una vez escuché que a un niño español lo echaron de una escuela inglesa por pintar en una mesa, pues con esa gamberrada había mostrado una gran falta de respeto hacia su escuela y sus propios compañeros. Eso no sucede en nuestro desunido país, al que unos llaman España, otros no saben como llamarlo, y unos pocos ni siquiera lo consideran una nación. Así nos va, por no ser conscientes de lo que somos.

jueves, 14 de enero de 2016

Star wars 7 Ya la vi



       Quería verla, pero no tenía prisa.. Lo mismo me pasaba con la serie: "Juego de tronos". Pero vinieron los trolls de siempre por internet y contaron cosas que no deberían haber contado. Temiendo que me aguaran la fiesta del todo, me decidí a verla....igualito me pasó con Star Wars 7.

       Mi sobrino, que ya la había visto por Navidad,  me advirtió que cualquiera de las tres primeras era mejor. Hacía tiempo que no iba al cine, concretamente, desde el 2.011, que fui a ver "X men; orígenes", creo que era. En el pasado verano del 2.015 quise ver "Mad Max". Pero entre la calor y la flojera, no fui. También quise ver la de "Xmen" en la que salía el actor que interpretaba a "Tyrion Lannister" de "Juego de Tronos" pero una vez más, la holganza y la calor, volvieron a imponerse.

       El sábado 9 de enero fue el día que elegí para ver la de Star Wars. El cine estaba repleto por el centro y la izquierda de la sala, pero casi vacío, por la derecha. Si no quieres saber el argumento, no leas a partir de aquí.

                                   *************************************

       En una galaxia muy lejana....Bueno, abreviando; el imperio se fue al garete, y una nueva organización, llamada "La Primera Orden" fue creada con los supervivientes imperiales, que pretende ocupar su lugar. El objetivo consiste en encontrar a Luke Skywalker, maestro de jedi, que decidió apartarse de la civilización. Los rebeldes lo buscan para que vuelva a seguir promocionando a los jedis, y los otros, para cortarle el cuello. En el comienzo de la historia, unos soldados imperiales buscan a un viejo conocido de Skywalker, que sabe donde está, y ha quedado con un piloto rebelde al que le entregará un plano para encontrarlo. Uno de los soldados imperiales presencia con horror la matanza que se produce, y se plantea desertar. 

       El argumento de la película está bien elegido. Lo que no me gustó de la peli fueron esos numerosos detalles que le dan vida o la matan. He aquí, algunos.

       Me llama poderosamente la atención cuando el desertor y la chatarrera son perseguidos por los soldados. Uno de ellos, cansado de nacimiento, y con pocas ganas de correr, le dice a otro, que hay que llamar a los cazas ¿Cómo es posible eso? ¿Un caro caza para perseguir a dos patanes y un robot que parece una pelota de fútbol? Bueno, pues ni por esas los consiguen detener. Llama la atención que ni siquiera se hayan traído una vieja furgoneta, un bantha o una de esas motos tan chulas del "Retorno del Jedi". Mal empezamos. 

       Los cazas son los mismos de la original "Star Wars", los "tie fighters", pero con unas alas más coloridas ¡Pero si ese modelo de nave tiene casi cuarenta años! La diferencia, además del tipo de ala, es que son biplazas ¿O las otras ya lo eran? ¿A dónde fueron a parar los sofisticados modelos posteriores? 

       Los pilotos imperiales son un desastre. Desconozco como son los combates espaciales, pero  ¿Es que esos novatos no saben que en un combate aéreo, no hay que arrimarse demasiado al suelo? Perseguir al enemigo no es ir detrás de él, como un perrito faldero. Durante la segunda guerra mundial, la mayoría de los pilotos derribaban al enemigo, volando por detrás de él, a mayor altura, cogiéndolo desprevenido. Ese tipo de maniobra creo que se llamaba "Boom and Zoom".
Maniobra Boom and Zoom, tan usada en la 2ª guerra mundial, pero desconocida por los pilotos imperialistas.


       A los rebeldes no les va mejor la cosa. Aún siguen usando sus viejos "X wings". Aparentemente, no hay diferencia entre estos y los anteriores. Parece que la tecnología, más que avanzar, retrocede.

       Han Solo lo confirma cuando la chatarrera le pregunta si el Halcón Milenario fue la nave que batió un récord de velocidad....hacía, casi cuarenta años.
  
       El villano, "Kylo Ren", que pretende seguir los pasos de su abuelo, Darth Vader, no es ni la sombra de lo que fue él. Ren es constantemente puesto en entredicho con sus rabietas. En una de ellas hace un destrozo en la sala de control. El comandante en jefe de la tropa, lo ningunea un par de veces por su negligencia...y Ren se tiene que callar. No intenta asfixiarlo, tal y como hizo su abuelete a un general imperial. Me dio la impresión de que Ren era un chavalote patoso, tal y como se confirma después. De hecho, es bastante torpe aún con el sable láser, a juzgar por el trabajo que le costó derrotar al desertor, que hasta ese momento no había manejado uno en la vida.

       A pesar de su crueldad, los pro imperiales son unos caballeros. Cuando capturan a un prisionero, no consiguen hacerle hablar, tal y como pasó con la princesa Leia en la primera peli que se rodó. Si hubieran usado los métodos de la Edad Media terrestre, los prisioneros hablarían, cantarían, y hasta caminarían a cuatro patas, si se les pidiese tal cosa.  

       No menos destacable es la habilidad del desertor en entrar en la base militar de la Estrella de la Muerte (¿Otra más? Ya van tres). La Primera Orden debe de querer mucho a sus soldados, para que uno de ellos, acompañado por unos amigotes, entre, sin ser molestado.  

       A resaltar el poco compañerismo del desertor. No se preocupó de buscar los suficiente al piloto que lo ayudó a escapar, como igualmente, tampoco se ocupó de ayudar a Chewbacca a salir de la base enemiga. Por esa misma regla, éste habría hecho bien en irse y dejarlo tirado. 

       ¿Y el líder supremo? ¡Vaya careto de zombi tiene el tío! Cuando proyecta su imagen, se ve un gigante, que bien podría recordarnos a Sauron, el de el Señor de los Anillos. Me pregunto si en persona es igual de grande.

       A pesar de todo, mi mayor decepción llegó con "Gwendoline Christie", esa actríz que hacía de mujer guerrera en "Juego de Tronos". Su papel en esta peli, es menos importante de lo que pensé. Es una capitana de la Primera Orden, que lleva una brillante armadura. Pero su papel es breve y casi irrelevante. Pensé que la veríamos participando en algún duelo con espada láser. Experiencia con la espada no le falta. En Juego de Tronos está constantemente luchando. Hubiera sido preferible aumentar el tiempo de la peli y verla luchar, o suprimir las escenas, fuera de lugar, en las que Han Solo discute con sus deudores.

Gwendoline Christie, en juego de tronos y Star Wars 7

       El combate espacial para destruir la Estrella de la Muerte me pareció aburrido. Carecía de la intensidad que tenía el de la primera que se rodó. Y eso de meterse en la velocidad luz sin cinturón de seguridad...bueno, ya estamos acostumbrados a ese detalle "sin importancia". Ya se ha visto otras veces.

       Los decorados del desierto, me gustaron. Tenían un aspecto muy detallado con las naves derribadas de fondo. Pero eché de menos a los jawas y toda la fauna de Tatooine ¡Ah, espera! Que ese planeta era otro. Perdón por la confusión. Lo que si me recordó a Mad Max tres fue el gruñón comprador de chatarra del desierto y sus secuaces. 

                                    ***************************************

       No me arrepiento de haber visto la peli en el cine, pero si llegara a comprármela para verla en mi casa, sí que me arrepentiré. Con verla una vez y consultar mis dudas con la Wikipedia, ya tengo más que suficiente, por el momento. Me he quedado con la impresión de que hicieron la peli con prisas, mal asesorados y de mala gana. Si la hubiese dirigido "George Lucas", habría quedado mucho mejor. Buena película para los niños a los que sus padres y familiares les hablaron de ellas. Pero no estoy muy seguro de que le guste a los fieles seguidores. Por mi parte, hubiese preferido limitar Star Wars a las tres clásicas de finales de los 70 y principios de los 80, y no ver las demás. Pero la curiosidad me pudo. Es muy probable que acabe viendo todas las que echen de esa serie.

       Esa es mi opinión personal de la peli. No espero que todos piensen como yo de ella, sobre todo, Steven Spielberg, del que se dice, la vio tres veces. :). No es del todo mala, pero hay muchas cosas que corregir. Al menos no tuve que soportar al pesado de "Jar Jar Binks" o al ridículo ejército androide de la "Amenaza Fantasma", los confusos combates de "la Guerra de los Clones", que apenas te permiten ver quién es quién, ni el empalagoso amor de Anakin y Amidala en Sevilla, en la misma peli, que a mi entender, ocupó demasiado tiempo.

       Si tuviera que resumir en una frase la pelí, sería esta:

       "George Lucas ¿Por qué nos has abandonado?"      

       Curiosamente, ese hombre pretendía en los años 70, hacer una película sobre su héroe, "Flash Gordon", pero le pusieron muchos inconvenientes, obligándolo a crear "Star Wars". Ahora que ha vendidos los derechos de sus obras a Walt Disney, y tiene fama y dinero ¿No es el mejor momento para intentarlo?